Objetivos para un BSC Exitoso

30 julio, 2010 · 0 comentarios

en Objetivos

Objetivos para un BSC Exitoso: La coherencia, la estrategia y contar con unos valores de referencia consolidados son algunos de los factores que justifican una buena gestión directiva y, en consecuencia, comprenden elementos esenciales del BSC.

El BSC, como Ud. sabe, se basa en la planificación, implementación y control de la estrategia. Es decir, que la estrategia es su centro, su componente existencial, sin embargo, no es el único factor imprescindible. Uno de los elementos que no puede faltar, justamente, es el tema a tratar: la COHERENCIA.

Racionalidad y coherencia son dos aspectos relacionados e interdependientes. Un proyecto coherente consiste en un plan que sigue un orden establecido entre las actuaciones, los medios y los objetivos. Y, que a su vez, deberá ser racional, mostrar una clara relación entre problemas, causas y objetivos, si pretende lograr el impacto deseado.

Por lo tanto, si se define la coherencia y la racionalidad desde la óptica del BSC, se diría que la planificación estratégica debe consistir en un plan cuyas etapas sigan un orden lógico y claro entre sí en post de lograr el objetivo por el cual fue creado. Pero, a su vez, los medios para implementarlos también deben relacionarse con las diferentes etapas del proceso con fundamentadas razones.

Un aspecto destacable y que NO debe olvidarse es que la coherencia también se debe tener en cuenta en el control continuo que se realiza del plan, fundamentalmente debido a los rápidos cambios del entorno que impactan directamente en el proyecto.

 Las consecuencias de no tener en cuenta la coherencia pueden ser significativamente relevantes llevando a producir un elevado impacto negativo en la organización. Por ejemplo, una organización comercial corre el riesgo de que si no desarrolla cada una de sus acciones de forma coherente cree en los clientes falsas expectativas respecto del producto o servicio que se les brindará. Luego, puede ocurrir la pérdida del cliente y, a su vez, la pérdida de clientes potenciales producto del efecto derrame que se ocasiona por la mala experiencia del individuo con la firma.

En conclusión, aunque la estrategia sea el centro del análisis del BSC, la coherencia y la racionalidad son componentes necesarios, pero no suficientes, para obtener buenos resultados de las acciones de mediano y largo plazo, y DEBE controlarse que ambos estén presentes en cada decisión que realice la organización.

Te invitamos a leer el artículo Planificación Estratégica: Pasos para una Gestión Eficaz.

Prof. Mario Héctor Vogel

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deje un Comentario

CommentLuv badge

Real Time Analytics